La fuga de Alcatraz

Tras la cena de ayer nos tocó fugarnos del campamento porque se había convertido, de pronto, en una cárcel. Bueno, intentar fugarnos porque fueron muy pocos los que lo consiguieron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *