Convivencia en el Puente de Andalucía

Almería•24 al 26 de febrero•6ºEP

El pasado puente de Andalucía los del nivel 2 de Alayos (6ºEP) se fueron unos días de convivencia a Almería. Concretamente del viernes 24 al domingo 26. Nada más llegar a la EFA Campomar, Aguadulce (lugar en el que se alojaron esos días) cenaron, tuvieron una sesión de discursos en el salón de actos, que ganó Álvaro, y se pusieron a jugar a los barquitos, un juego nocturno basado en el popular juego del mismo nombre pero en vez de jugarlo sobre un papel, se juega en una sala amplia y cada niño es un barquito. Ganaron Álex y Adriano, que consiguieron escapar a las bombas que lanzaban los monitores. Luego a dormir y al día siguiente, sábado, tras desayunar e ir a Misa, se fueron al Cabo de Gata. El día era espléndido y aprovecharon para hacer geocaching, un juego que consiste en buscar tesoros escondidos por otra gente que ha dejado en internet coordenadas y pistas para que quien quiera, con ayuda de un GPS, pueda descubrirlos. Encontraron una ruta llena de esos tesoros, 35 en concreto, que formaba la figura típica de Almería, el indalo. Consiguieron descubrir en el tiempo que tenían 17 de esos 35 tesoros. Los mejores buscadores fueron Álex y Vicente. Después comieron unos suculentos bocatas, jugaron y se bañaron en la playa, pues el sol y la temperatura invitaban a ello. Agotados por tanta actividad, se volvieron a Campomar, se ducharon, estudiaron un buen rato y se fueron a cenar a un burger dando un paseo por el pueblo. Tras todo esto cayeron rendidos en sus camas. El domingo comenzó con un sabroso desayuno y una pequeña visita a Almería, donde fueron a Misa y jugaron en un pequeño parque junto a la iglesia. Después partido de fútbol en Aguadulce, ducha y almuerzo a base de pizzas. Ya no había tiempo para más, faltaba sólo recoger sus equipajes y volverse en el coche y la furgo a ritmo de “despacito” que fue la canción más escuchada durante toda la convivencia. Un poco antes de las siete de la tarde ya estaban de vuelta en Alayos, cansados pero muy felices por haber vivido una experiencia irrepetible y que recordarán el resto de sus vidas. ¡Ahora a preparar el MiniCamp de Cazorla en Semana Santa! Os dejamos algunas fotos de la convivencia:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *